Home > Historia > Mujeres olvidadas

Mujeres olvidadas

Cuando investigamos la historia vasca nos damos cuenta que, por lo general, la mayoría de los productores de documentos conservados en archivos históricos fueron hombres. Sólo hay que revisar el índice onomástico de las fuentes documentales de Mondragón para constatar esa realidad.

Y es que, aunque hayamos dedicado años a la investigación, no deja de sorprendernos que las pocas mujeres citadas en esos documentos formasen parte de la realeza, de las familias locales más poderosas o fueran viudas que asumieron los negocios de sus difuntos maridos a la muerte de estos. Todo parece apuntar que la vida de las mujeres de Mondragón se circunscribía, única y exclusivamente, al ámbito doméstico. Como si estuviesen recluidas en gineceos donde tratarían cuestiones ligadas al gobierno del hogar y a la buena crianza de sus hijos y, nada más lejos de la realidad.

Buscando entre documentos históricos siempre se identifican mujeres que protagonizaron nuestra historia y, sobre todo, nuestra microhistoria. Esa que nos acerca a los sucesos cotidianos y no a los grandes hitos del pasado. Mondragón contó con mujeres ricas y pobres que se dedicaron a los oficios más variopintos. Habitaron nuestro pueblo:

  • Destacadas empresarias del hierro y el acero.
  • Promotoras de obras civiles y religiosas que modificaron la traza urbana de nuestro pueblo.
  • Tenderas.
  • Ladronas.
Algunas casaron por conveniencia, otras vivieron amancebadas o fueron solteras. Varias tomaron los hábitos y otras se enamoraron de ricos mercaderes extranjeros. De todo esto se hablará en la visita guiada que subvenciona el departamento de Desarrollo Local del ayuntamiento de Mondragón para la que ha contratado a Feel Euskadi, impulsora del proyecto turístico educativo y cultural ©Mujeres Olvidadas.

La visita guiada se realizará el próximo domingo, 5 de mayo y para participar en ella es imprescindible inscribirse en el formulario dispuesto para ello en el apartado de Turismo de la web municipal o contactar con el BAZ (943252000) pues el número total de plazas está limitado a 30.

Tal vez las mujeres oriundas de Mondragón no estén en nuestro callejero pero su recuerdo perdura en cada uno de los rincones de nuestras calles.

Deja un comentario